El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, visitó ayer Vilar de Canes y la Serra d’en Galceran, incluidas las pedanías de Els Rosildos y Els Ibarsos, donde debatió con las corporaciones las necesidades de los pueblos.

Al respecto, Moliner señaló que han “comprobado el papel que la administración provincial puede jugar a través del apoyo permanente a la tarea que diariamente realizan los ayuntamientos, ya que los presupuestos de muchos de ellos apenas llegan para abrir cada día la persiana”.

El presidente provincial hizo hincapié en las ayudas para actuaciones como “la mejora de las calles, el abastecimiento de agua potable, la construcción de instalaciones deportivas y otros servicios básicos que hacen más confortable la vida diaria”.

En el caso de Vilar de Canes, las cuentas apenas alcanzan los 100.000 euros, siendo de 20.000 euros la aportación de la Diputación a través de los Planes Provinciales de Obras y Servicios. En la Serra d’en Galceran se han destinado 96.000 euros a prestaciones y a diversas mejoras viarias.

“A través de la política de proximidad intentamos acercar las soluciones allá donde están los problemas y apostar por herramientas inversoras como las subvenciones específicas que permiten tener en cuenta la sensibilidad especial de aquellos municipios que tienen pedanías, como la Serra d’en Galceran, y llegar al último rincón y la última necesidad”, apuntó el presidente.

COSTES ASUMIDOS // Moliner recordó que la Diputación de Castellón asumirá el recorte estatal que afecta a las obras en pequeños municipios previstas en este ejercicio para que “así no se quede ningún proyecto de los Planes Provinciales de Obras y Servicios pendiente”. En el último pleno se aprobó con la unanimidad de PP, PSOE y Bloc una modificación de crédito para destinar más de un millón de euros, que es el importe que queda pendiente por parte del Gobierno central, para no demorar los 53 programas que no se iban a ejecutar por las medidas de ajuste económico estatal.

Finalmente, la administración provincial avaló una partida de 4,2 millones de euros, “que garantizará una inversión de 5,5 millones y que permitirán acometer 218 obras en 131 municipios y mancomunidades”. H