Las fiestas de Sant Antoni Abad vivieron su día grande, con la ofrenda floral al santo. A continuación se celebró la misa y la tradicional procesión del santo.