El Ayuntamiento de Vinaròs abrirá un fondo de reserva y se planteará la posibilidad de vender patrimonio municipal para hacer frente a la devolución de los 3,4 millones que le exige el Ministerio de Industria correspondientes a los préstamos y subvenciones no ejecutadas para la adquisición de terrenos destinados al polígono industrial de les Soterranyes.

Desde el Gobierno se ha comunicado que se estudiará la posibilidad de una refinanciación para que el consistorio devuelva esta cantidad, aunque para ello se deberá trasladar por escrito la propuesta para aplazar el pago al Ministerio de Economía y Hacienda. El alcalde, Juan Bautista Juan, y el edil de Economía, Ernesto Molinos, se trasladaron a Madrid, donde se reunieron con el director de Industria, Manuel Valle, y el subdirector de Programas Estratégicos, Ramón Herrero.

Molinos explicó que el dinero “debe devolverse” y que las alternativas que plantea son, por un lado, la de dotar un fondo de reserva de dinero de manera paulatina para disponer de solvencia. Paralelamente, se pondrá en marcha otra opción “no deseada pero a la que nos vemos forzados”, como es “la revisión de aquel patrimonio susceptible de poner en venta para generar recursos”.

UN AÑO DE RETRASO // Molinos indicó que entre las propiedades que podría vender “están parte de las fincas adquiridas para les Soterranyes”. Desde Industria se instó a retornar esta cifra, ya que se lleva casi un año de retraso desde que se remitió al consistorio la última comunicación de pago.

“Esta notificación se hizo vía telemática el 6 de junio del 2011, cuando el día 11 había cambio de corporación, y en ese momento se nos entregó un acta de arqueo de 6,2 millones”, señaló Molinos, que se preguntó “si el anterior equipo de gobierno conocía la solicitud, porque no devolvió nada”. “Esto nos hace pensar que se quiso maquillar un resultado de tesorería que hubiera reflejado mejor la situación real”. H