El polígono Belcaire de la Vall d’Uixó cuenta desde ayer con un centro maternal infantil, que fue inaugurado por el alcalde, Óscar Clavell, en un acto en el que también estuvieron presentes la consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, y un representante de la Sociedad para la Seguridad y Promoción Industrial Valenciana (Sepiva), Jaime Llinares.

El primer edil destacó que este centro “es una muestra de la colaboración entre el Ayuntamiento y la iniciativa privada” y que “cuando nos presentaron el proyecto yo era concejal de Urbanismo y se recibió con entusiasmo, porque supone la conciliación entre la vida familiar y laboral al estar ubicado en el polígono industrial y además dará trabajo a unas 15 personas y en la actualidad lo más valioso que la sociedad puede tener es el empleo, al igual que la educación que también es fundamental”.

Por su parte, el representante de la empresa pública Sepiva señaló la importancia de “que dentro de este parque empresarial se dé un servicio más y además consiga generar nuevos empleos.

Además, la directora del centro maternal infantil, Tani Bastida, agradeció “el interés de todos los profesionales que han hecho posible estas instalaciones una vez superados todos los trámites legales y burocráticos”.

Bastida explicó que el objetivo es “tener niños que crezcan sanos y felices” y que el centro será “pionero” al ofrecer un servicio de comedor totalmente ecológico. En este sentido, cabe destacar que el centro cuenta con un huerto. Clavell valoró “muy positivamente la importancia que se le da a la alimentación, que es vital, y a los idiomas, porque el inglés es fundamental en esta sociedad tan globalizada. Además, el chino es la lengua del futuro”.

UN CENTRO A LO GRANDE // El centro maternal infantil dispone de 535 m2 distribuidos en seis aulas para niños de 0 meses a 3 años, un aula de psicomotricidad, cocina propia, un espacio de ocio y tiempo libre para la familia, además de una sala de actividades múltiples de 70 m2. También posee un exterior de 900 m2, con un huerto, zona de plantas aromáticas y una estancia para los niños de 10 a 14 años. H