A las puertas del verano y con altas temperaturas, la playa de Almassora todavía no está adecuada para recibir a los bañistas, ya que presenta numerosos desperfectos que no la hacen apta para ser disfrutada por los usuarios.

Por esta razón, el Ayuntamiento ya se ha puesto en contacto con el Servicio Territorial de Costas para que adecue el litoral antes de la llegada del estío, tal y como se realiza cada ejercicio por estas fechas. Y es que quieren que los bañistas disfruten de la mejor cara de la costa almazorense.

De forma paralela, el consistorio está preparando un plan de reforma de la señalización en la carretera del muro y mejora del circuito peatonal de la zona, tal y como se acordó en la reunión mantenida con la asociación vecinal Mos Quedem. En la vía se mejorarán las señales, se instalarán bolardos que refuercen el área para los viandantes y la creación de una doble línea continua a lo largo del mismo trayecto. El objetivo es que este proyecto se aplique “antes de la llegada masiva de los usuarios”, explicó el concejal de Playas, Vicente Bernat.

OTROS TRABAJOS // Por otro lado prosiguen las obras de mejora en el Camí Om Blanch, que se iniciaron a principios de año. Para ello, la adjudicataria ha incrementado el personal y se prevé que la próxima semana el vial esté completamente asfaltado, cumpliendo con los plazos anunciados.

Además, los trabajos incluirán la canalización de servicios de telefonía fija y ADSL en el último tramo del camino, tal y como habían pedido desde la asociación de vecinos Playa de Almazora.

En cuanto a servicios en el litoral, el Ayuntamiento ha adjudicado la explotación del quiosco de la playa Benafelí durante la temporada estival. La firma Lihuca Eventos SL ha sido la concesionaria del contrato menor que el consistorio ha sacado con un canon de explotación de 3.540 euros, un importe al que cabrá sumar los gastos de Costas. De este modo, se ofrecerán los servicios básicos a los bañistas H