Los clubs afectados por el abandono del campo de fútbol de hierba de la Fábrica Giner de Morella han iniciado las tareas de resembrado. Una medida urgente y necesaria para poder tener un césped en condiciones cara a afrontar la próxima campaña y entrenar en los meses de verano para realizar la pretemporada.

Además, a partir de junio se esperan altas temperaturas que podrían ser muy perjudiciales para la conservación de la hierba. En la primera sesión, los directivos del Morella FC fueron los encargados de realizar los trabajos echando las semillas, añadiendo tierra y aplanando el terreno con un rodillo especial. Los miembros del Renomar Els Ports tenían jornada completa con sus equipos y ayudarán en ello el próximo fin de semana.

La superficie presenta muy mal estado al no haberse estado manteniendo desde marzo, cuando la Fundación Blasco de Alagón decidió que no afrontaría estas tareas. H