Onda comenzó ayer la demolición del antiguo conservatorio para convertirlo en centro de educación. La primera acción ha sido garantizar la conservación de la estructura de una casa andalusí del siglo XIII descubierta en los trabajos arqueológicos que se iniciaron en el julio del 2011.

Cabe recordar que la actuación se retrasó por un error en el proyecto inicial, encargado por el Ayuntamiento de Onda en 2009 y entregado a finales del 2010 a la Conselleria de Educación, ya que, según fuentes municipales, “el anterior alcalde socialista se olvidó de incluir el necesario estudio arqueológico, lo que desembocó en diversas modificaciones”.

La actuación, iniciada tras resolver los problemas que se arrastraban, está financiada por el Consell y “es muy necesaria porque el actual centro de formación cuenta con poco espacio y ayudará a dinamizar el casco histórico”, según explicó el responsable de Urbanismo, Carlos Prades, quien agradeció la colaboración y la paciencia de los vecinos por las molestias que pueda causar. H