El Ayuntamiento de Burriana prevé un ahorro, para el 31 de diciembre del 2012, de cerca de 20.000 euros solo con los reajustes que ha hecho en el cuadrante de los horarios de los conserjes del área cultural y la redistribución consecuente de las actividades.

Una de las premisas que tenía claras el equipo de gobierno era que, dentro del plan de reducción de gastos, tenía que eliminarse el máximo número posible. De hecho, con las nuevas directrices, se evitan en su totalidad o se compensan con días libres entre semana.

El ahorro también es consecuencia de la agrupación de actividades culturales, “de manera que no las tenemos repartidas a lo largo de todos los días y en horarios muy variados sino que, en la medida de lo posible, las hemos reunido, por ejemplo, en una misma mañana, y así se ahorran horas”, explica el concejal de Cultura, Enrique Safont. H