El Ayuntamiento de Benicàssim está dispuesto a destinar hasta 131.000 euros al programa de reutilización de libros de texto que se lleva a cabo en los dos colegios públicos, Santa Águeda y Palmeral, y en el instituto Violant de Casalduch. El equipo de gobierno sumará hasta 21.000 euros más a los 110.000 previstos con el objetivo de “asegurar la continuidad de la iniciativa bajo la premisa de confiar la gestión del programa a las asociaciones de padres y madres (AMPA), que se comprometen a reutilizar los ejemplares”, según explicó el concejal de Educación y portavoz popular, Mauro Soliva.

El ejecutivo municipal ha mantenido diversas reuniones con el colectivo educativo y con los técnicos municipales en abril y mayo para analizar el sistema, así como su viabilidad a largo plazo.

Además, los técnicos recomendaron establecer un convenio con las AMPA a través del cual el consistorio les aportará el montante a través de una subvención en lugar de adquirir directamente los libros para los estudiantes.

Tras llegar a un acuerdo con los padres, el Palmeral recibirá 29.000 euros y el Santa Águeda 42.000, puesto que tiene un mayor número de alumnos, lo que significa que a cada niño le tocará 78 euros. Por su parte, aunque no está cerrado del todo, el IES podría lograr un total de 60.000 euros, 10.000 más que lo inicialmente planteado, por lo que a cada alumno le corresponderían 120 euros, puesto que hay más asignaturas y son más caros.

Soliva señaló su predisposición por “zanjar el tema en los próximos días para poder comunicar a los padres cómo queda definido el programa de reutilización del material”, y confía en que “lo que ha sido posible con las AMPA de los colegios también lo sea con el instituto”. Una de las condiciones que ha establecido el equipo de gobierno es que se reconsidere la decisión de cambiar las publicaciones de dos cursos y que, de momento, solo se modifiquen los de uno.

Cabe recordar que a esta ayuda municipal se sumarán las de la Generalitat valenciana así como el servicio del banco de libros.