El Ayuntamiento de Almassora, a través de la Policía Local, desarrollará una campaña específica durante este verano en la playa para informar a los propietarios de animales sobre la obligación de recoger las deposiciones de sus mascotas. Esta medida se pondrá en marcha a raíz de las quejas vecinales por el comportamiento de algunos dueños que no cumplen con sus deberes como ciudadanos al no limpiar las cacas de sus perros o al dejar sueltos a los animales en la zona de baño. En este sentido, desde la asociación Mos Quedem han pedido más vigilancia a las autoridades, así como concienciación a los vecinos para erradicar el problema.

Cabe recordar que la normativa municipal de tenencia de animales prohíbe, de forma expresa, la entrada de los mismos en el área marítima, que está reservada solo para bañistas. H