El festival Arenal Sound de Burriana ganará un 15% de asistentes en su tercera edición, del 2 al 5 de agosto. Así lo estimó ayer su director, David Sánchez, quien destacó que este crecimiento tiene aún más valor si cabe por el hecho de que “el resto de festivales está acusando las consecuencias de la crisis y está vendiendo menos”. El último dato que tiene la organización en cuanto a venta de entradas es de principios de junio, y eran un total de 35.000.

A falta de mes y medio, la previsión es de crecer más. “Ojalá sea un 20%, pero todavía estamos lejos”, explicó Sánchez, quien añadió que “la quincena previa al certamen es cuando mucha gente decide si acude al festival o no, pero también hay que tener en cuenta que este año la situación económica está bastante peor que en el 2011 y eso repercute en que la gente tiene que decantarse por un macroevento u otro, porque no tiene la capacidad de comprar el pase para varios certámenes”.

Por su parte, el director del Arenal Sound destacó que los errores del año pasado “no han pasado factura”, y reconoció que parece que “el público nos ha dado una tercera oportunidad a tenor de la respuesta que hemos recibido”.

Por contra, el responsable aseguró que “hemos dado la cara y hemos hecho un esfuerzo muy grande en contratación, infraestructuras y comunicación para que la gente siga confiando”. Lo que ha ocurrido es que el Arenal Sound ha crecido muy rápido y ese esfuerzo requiere un impulso en infraestructuras más grande que el del 2011, “pero las cosas se están resolviendo”, detalló.

Los responsables del festival se reunieron ayer en el ayuntamiento con los partidos políticos con representación municipal para explicarles, de primera mano, las novedades que incorpora esta tercera edición del Arenal Sound, las previsiones de asistencia y los medios humanos y materiales. Al encuentro no asistió ningún representante de Cibur ya que, según argumentaron, “tras pedir los informes de licencias de actividad y obras y comprobar que los técnicos municipales no estarían presentes, decidimos no acudir”.