El número de licencias de obras mayores registradas en Almassora en el primer semestre del año confirma la caída de la construcción. Y es que, según han confirmado fuentes municipales, tan solo se han solicitado siete permisos frente a los 22 en el mismo periodo del 2011, un 68% menos.

Además, las concesiones se corresponden en su totalidad con la ejecución de viviendas unifamiliares. Así, como ya sucedió el año pasado, en ningún caso se han solicitado licencias de trabajos mayores para ejecutar promociones inmobiliarias de nueva planta.

Unas cifras que, de seguir esta tendencia hasta final del 2012, se situarían un 50% por debajo que en el 2011 y el 2010, cuando se rondó la treintena, y se acercan más al registro del 2009, con 21 solicitudes, siendo el resultado más bajo de la última década.

Por el contrario, si cabe resaltar que la evolución de las peticiones de obras pequeñas registra unos números similares a los del 2011, puesto que en los que va de año se han tramitado 117 y durante todo el 2011 fueron 245.

Por otra parte, el escenario económico ha provocado el bloqueo de promociones. Una situación que han denunciado desde las filas socialistas al detectar situaciones de riesgo en algunas obras.

En este sentido, desde el Ayuntamiento han asegurado que se actúa para localizar a promotores, constructores o titulares de solares que respondan de su estado. Sin embargo, debido a la desaparición de muchas empresas, la búsqueda es más difícil. H