La ciudad de Lesera fue la más septentrional de las localizaciones íbero romanas valencianas y estuvo habitada hasta el siglo III. Desde ayer y durante el día de hoy la actual población de Forcall vive en un viaje en el tiempo a esa época gracias a la quinta Fira Ibero Romana.

El alcalde de la localidad, Santiago Pérez, se mostró satisfecho con el desarrollo del primer día de esta edición, que combina actos más lúdicos y comerciales, con parte del municipio convertido en un mercado romano en el que encontrar artesanía; y actos más científicos y relacionados con el patrimonio.

Ayer, el profesor Ferran Arasa, director de las excavaciones arqueológicas en la localidad, explicó en el salón de actos del ayuntamiento cómo era la vida antaño en la Lesera, el yacimiento más destacado de la provincia de Castellón y el único de importancia entre las ciudades de Tortosa y Sagunto.

La gastronomía y las performances que trasladaron a la población a la época romana acompañaron la agenda de ayer, que finalizó con una cena de hermandad y una fiesta temática en el pabellón de fiestas.

El primer edil señaló que se están cumpliendo las expectativas de asistencia, de 2.000 personas entre los dos días de feria. Incluso, señaló, se podrían superar si la climatología también acompaña hoy, pues, tradicionalmente, el domingo es el día de más afluencia de gente.

El programa de hoy incluye la oportunidad, a las 11.00 horas de visitar los restos de Lesera de mano del profesor Arasa. Una visita guiada que solo se ha celebrado una vez anteriormente.

Los más pequeños podrán disfrutar de las actividades programadas para ellos y todos se impregnarán del aura romana con las actividades de recreación y ambientación histórica. A las 20.00 horas está prevista la clausura de la quinta edición. H