La tercera edición del festival Arenal Sound de Burriana va a tener repercusión económica en casi todos los municipios costeros de la comarca de la Plana Baixa e incluso en algunos de la Plana Alta, ya que este año se ha producido una explosión de demanda de pisos en alquiler para la semana del festival. Hasta tal punto han llegado las peticiones que se han alquilado apartamentos desde Benicàssim hasta Almenara.

Los pisos del puerto de Burriana y, posteriormente, los de Burriana fueron los primeros en agotarse por la proximidad y porque la oferta en la localidad es más bien escasa. Asimismo, se ha ido ampliando la demanda a otras localidades un poco más alejadas pero, como contrapartida, con precios mucho más módicos. Así, mientras en la localidad que acoge el evento se han llegado a superar los 1.000 euros por alquiler de una semana, en otros municipios la cantidad ha bajado hasta rondar los 300 euros.

La localidad que más sounders en casas arrendadas va a acoger es Moncofa. Una sola empresa ya tiene reservado el alojamiento para 700 personas. Y es que en este municipio hay mucha oferta como consecuencia del boom de la construcción de años atrás.En el PAI Belcaire Norte algunas fincas de apartamentos quedaron terminadas cuando llegó la crisis y, actualmente, los constructores han alquilado el bloque entero para alojar a los asistentes.

CAMBIO DE VIAJE

"Con la crisis hay jóvenes que no pueden ir de vacaciones al extranjero y deciden cambiar ese viaje por el Arenal Sound. Además, optan por acudir en familia, por lo que prefieren alquilar una apartamento", explicó la concejala delegada del festival, Ana Montagut. Por otro lado, alguna de las inmobiliarias explicó que estos alquileres "van a salvar la temporada estival".