La Concejalía de Sanidad de Moncofa pretende erradicar los problemas que producen las heces de los perros en la playa. El edil del área, Francisco Cueco, manifestó que tomarán “medidas para que se cumpla la ordenanza local que regula los animales de compañía que fija las zonas donde pueden pasear”.

“Debería caerles la cara de vergüenza a muchos propietarios que no limpian las cacas que los canes depositan en la vía pública, pero más grave es que les dejen hacer sus necesidades en las zonas verdes y reservadas para el ocio, o incluso en la misma zona de baño”, explica el edil.

Por ello, este verano harán efectivas las multas que establece la normativa local con el fin de concienciar a los vecinos incívicos. Además, “una llamada de cualquier persona que advierta sobre algún caso servirá para iniciar la tramitación de un expediente sancionador”, concluye el responsable del área.

En este sentido, el alcalde de Moncofa, Jaime Picher, añade que “un municipio turístico como este no puede consentir que no se eviten estos problemas y, por ese motivo, se van a tomar cartas en el asunto y se sancionará al propietario que vaya con su perro por las zonas de baño o no recoja las cacas, porque, si no actuamos, estamos dando pie a que los que sí están concienciados cambien de postura”. “La ordenanza está para cumplirse, por eso se aprobó”, finaliza el munícipe.