El Ayuntamiento de Almassora abrirá el próximo martes, 3 de julio, las puertas de sus bibliotecas del mar con el objetivo de que los vecinos y residentes de la playa de Almassora disfruten de una sala de lectura y préstamo útil y práctica. Nuria Felip, regidora de Cultura, explicó que el servicio de atención al público se desarrollará de lunes a viernes, “si bien el día 2 la actividad permanecerá aún cerrada para posibilitar el traslado de material y puesta a punto de las dependencias”.

Al igual que en los años anteriores, el consistorio habilitará dos extensiones para ofrecer “una prestación que no solo es muy demandada, sino que además pretende ser lo más cercana y cómoda posible para el usuario”, tal y como señaló Felip. Así, a la sede central, instalada en el mismo inmueble que alberga el consultorio médico, sita en el antiguo cuartel de los Carabineros de Pla de la Torre, se suma la instalación que desde el 2010 se integra en la playa Benafelí y que se gestó como respuesta “a la elevada demanda de la oferta de consulta en Pla de la Torre”.

Este servicio se encuentra enclavado en plena playa y cuenta con un porche que permite la lectura fuera de las dependencias. “Es un espacio sencillo, pero atractivo y cómodo, y en plena costa”, apostilló. Ambas bibliotecas estarán abiertas hasta el 30 de agosto. H