El Ayuntamiento de Almassora está a la espera de que se haga efectivo el proceso de contratación de las obras de restauración y conservación de la torre de defensa y la muralla interior del yacimiento del Torrelló, derrumbadas por las lluvias en el 2009. Así lo ha confirmado la edila de Cultura, Nuria Felip, quien ha explicado que la actuación solicitada a la Dirección General de Patrimonio en el 2011 “para poner en valor este vestigio único en la población” está ya en fase de licitación.

Si bien no hay una fecha aproximada para que se lleven a cabo los trabajos que el arqueólogo municipal, Gerardo Clausell, califica como “prioritarios” ante el estado de abandono que presenta el enclave; Felip ha explicado que el proyecto, valorado en 24.350 euros, se encuentra entre los prioritarios para el Consell y que entró por emergencia en la partida presupuestaria para arqueología.

Desde el consistorio esperan que se pueda actuar en breve en ambas estructuras, datadas en el siglo VI A.C., y con las que una empresa contratada por la Conselleria ya tuvo su primera toma de contacto este verano cuando estuvo en el Torrelló para realizar estudios.

En este sentido, la propuesta elevada a Patrimonio fija crear un inventario de las grandes piedras que conforman la torre cuadrangular, sobre todo las de las caras exteriores de la misma, las que aún resten, con el fin de que, si es viable, se pueda recomponer y montarla. H