Tras recibir el comunicado oficial de la Conselleria de Infraestructuras y Medio Ambiente, de que a partir de mañana la autoridad portuaria dejará de asumir el gasto que supone la retirada y evacuación de residuos que se generan en el puerto de Benicarló, la Cofradía de Pescadores San Telmo, ha sondeado al Ayuntamiento para que sea la administración local la que se encargue de la disponibilidad de contenedores y retirada de basura.

Sin embargo, esta primera toma de contacto, no oficial, se resolvió con la negativa del equipo de gobierno, arguyendo que no hay disponibilidad económica y que el puerto de Benicarló depende de Costas. “Nuestra intención es retomar las negociaciones y vamos a llevar a cabo medidas de presión y dejar que se acumule la basura en los contenedores hasta que lleguemos a un acuerdo con la administración”, avanzó la cofradía. H