Els Ports tiene marcado en rojo este fin de semana por la llegada de la prueba de Alcañiz del Mundial de motociclismo. Los establecimientos hoteleros han colgado el cartel de completo en Morella, Cinctorres y Forcall a falta de posibles anulaciones de reservas. Las casas rurales también han notado el efecto GP de Aragón. Principalmente para el sábado, previa a las carreras oficiales, aunque para el viernes las plazas también están prácticamente llenas.

La distancia entre Morella y Alcañiz es de poco más de una hora por la N-232, único punto de acceso a esa zona de Teruel desde la provincia y el más cómodo para la llegada desde otros territorios próximos. Por ello, Els Ports es punto de paso para presenciar el Mundial de motociclismo. Se espera cientos de moteros que, en muchos casos, paran a coger fuerzas en la comarca, así como para dormir. También lo notarán las gasolineras de la zona que seguro que multiplicarán el trabajo.

Este año se han disparado las reservas, “la mayoría de ellas realizadas desde hace meses, al ser un calendario marcado desde hace un año, principalmente de extranjeros” indicaba Daniel Adell, del Hotel Rey Don Jaime. Muchos de los aficionados que llegarán “están varias jornadas para disfrutar de la prueba y de la comarca aprovechando sus vacaciones” apuntaba Adell.

Otro hotel lleno es el Cardenal Ram donde, “a los pocos días de abrir, ya teníamos gente interesada, principalmente de Barcelona y Madrid” señalaba uno de los responsables, Lucas Ripollés. H