Onda vivió anoche una de las veladas más esperadas con el desfile de disfraces. 150 peñas participaron en el encuentro, en el que se pudieron ver las indumentarias más variadas y divertidas. Además, los participantes obsequiaron a los espectadores con coreografías ingeniosas.

El concejal de Fiestas, Leonardo Molina, destacó que “la elevada participación está siendo sin duda la clave de unas fiestas que, a falta de los últimos días, se pueden calificar de récord”.

El buen tiempo ha sido una de las constantes “lo que puede hacer que la gente haya optado por estar más en la calle que nunca e implicarse en los actos, convirtiendo los festejos en un éxito”.

Los colectivos acabaron su recorrido en el Casal de la Fira, donde disfrutaron de un baile a cargo de la orquesta Platino. Los pinchadiscos amenizaron la fiesta posterior, que se prolongó hasta altas horas de la madrugada.

Los actos proseguirán hoy con la actuación de Café Quijano o las actividades infantiles. H