El Ayuntamiento de Onda ha convertido el municipio en un “modelo” de cohesión social, según fuentes municipales. “El buen funcionamiento del programa de contraprestaciones, pionero en España, ha hecho que más de 70 ayuntamientos de todo el país y todos los colores políticos se hayan interesado por el mismo y una gran cantidad de localidades ya han aplicado el proyecto en sus respectivas ciudades”, indicaron. Por ejemplo, ayer, una delegación de Burriana visitó el consistorio para conocerlo a fondo.

Asimismo, el servicio ha generado una “doble acción de integración”. Así lo explicó ayer la teniente de alcalde de Atención Social, Inma Alós, quien señaló que, “gracias al método se ha conseguido una adhesión social de más de 400 ondenses que, a la vez, han beneficiado a toda la población”. Personas en riesgo de exclusión reciben una percepción económica a cambio de realizar una labor para la sociedad.

DIGNIFICACIÓN // La regidora recordó que “desde que entró a gobernar el equipo de gobierno popular pensamos que era importante dignificar las subvenciones municipales y cambiar el modelo de pasividad para convertirlo en un sistema activo de incorporación vecinal con diversas tareas”.

De este modo, los residentes que optan a una aportación de Servicios Sociales después colaboran en el Centro de Día, en el Teatro Mónaco o el ermitorio del Salvador, o vigilan exposiciones.

“Nunca son trabajos en sí ya que, por ejemplo, realizan tareas de control sobre los vertederos ilegales pero, en el caso de que detecten alguno, avisan a los técnicos para que limpien la zona”, manifestó la concejala. H