El Ayuntamiento de Almassora ampliará la nueva zona de ocio prevista en el Camí Catalans de la playa, con el derribo del viejo depósito regulador del agua potable. De hecho, el proyecto ha sido planificado tras la demolición de la antigua planta depuradora del vial y la eliminación del vallado perimetral de la parcela pública sobre la que se ubicaba.

Fuentes municipales confirman que la intervención, que prevé acometerse antes de que finalice el presente mes de junio y con una inversión de 3.000 euros, ha sido consensuada con los residentes de la zona. “Los vecinos han dado su visto bueno al plan, puesto que se elimina una infraestructura que creaba una barrera visual notable”, afirman.

De este modo, se incrementará el espacio destinado a la creación de una zona verde. Además, se llevarán a cabo labores de jardinería con la poda y retirada de algunos árboles, así como la instalación de bancos y papeleras.

ACEQUIAS // Por otra parte, el Camí Catalans es escenario ahora de los trabajos de cubrición de acequias que, según las previsiones que maneja la Concejalía de Urbanismo, podrían concluir esta misma semana. “La actuación mejorará las condiciones de los peatones a su paso por esta vía y se ganará en seguridad”, asegura el edil Vicente Bernat. H