Onda contará con un nuevo punto de encuentro. El Pla va a convertirse en un espacio para el disfrute de los vecinos tras añadir las peticiones de los mismos, lo que supone un paso más hacia un nuevo modelo accesible de localidad. En los próximos días se licitará el proyecto, que incluye crear una zona de ocio especialmente dirigida a las personas mayores aprovechando el área de arbolado que se instalará, que incluirá la cerámica como referente en su mobiliario.

Tras varias reuniones con los vecinos y los residentes, se ha decidido que se convierta en un espacio versátil, como ya ha ocurrido con la reforma del Raval de Sant Josep. El alcalde, Salvador Aguilella, explica que se trata de “una reforma que ha contado con la participación de los ciudadanos, ya que se han recogido sus opiniones y propuestas”. “Es un paso más para mejorar la ciudad y conquistar nuevos espacios para el disfrute y la convivencia”, añade. La actuación supone una inversión de 350.000 euros.

En la actualidad, el Pla cuenta con una fuente que se ubica en un lateral de la plaza, ya que hacía las funciones de rotonda. En la intervención, se apostará por reubicarla de forma céntrica, realzar su posición y restaurarla.

Dentro de este nuevo modelo, también se contempla una elevada presencia de arbolado.

La peatonalización afectará a parte del ágora: el tráfico desde Salvador Barri a la calle Concepción seguirá igual, las aceras se ampliarán para favorecer la instalación de terrazas y se mantendrá una zona de aparcamiento.

Salvador Aguilella subraya que su equipo de gobierno “apuesta por crear una ciudad centrada al máximo en la convivencia”. H