Benicàssim despide hoy el festival benéfico Ride for Life con una jornada especialmente dedicada a los más pequeños y con música, tras varios días de programación en el recinto de conciertos.

El certamen asume su recta final después de haber contado con las actuaciones del conocido como El Rastafari de La Voz, Jaume Mas; los Mojinos Escozíos; o la reconocida banda de heavy metal Obús, que han compartido cartel con otros grupos locales, como los benicenses Skizophonic -que actuaron ayer-- o Full Resistance, entre otros, que también han querido colaborar en esta causa solidaria contra el cáncer.

También las pin ups han ambientado el espacio con sus coloridos looks, fotografiándose con los coches y las motos, y con la música de Lizzi Lee y Sailor Smile en la carpa. Hasta una charla del aventurero Raúl Sanz, relatando su experiencia por carreteras de la India y las más altas del mundo en moto ha completado el programa que tuvo como acto estrella de ayer el desfile de banderas en una ruta que recorrió las playas, el Desert y el casco urbano con los protagonistas del evento como espectadores.

A lo largo de esta última jornada, los más pequeños se convierten en las estrellas del festival con una agenda que incluye exhibiciones de drifting y stunt, un camión del IVMM con banco de potencia y otras actividades infantiles como minimotos con un circuito de educación y seguridad vial, impartido por la Policía Local de Benicàssim, o talleres lúdicos. Una paella monumental (14.00 horas) y los conciertos de John Scott (14.00) y Bola Negra (16.00) cerrarán el festival. H