Borriol cita a las cofradías de bombos y tambores de la provincia para participar en el vía crucis que celebrará la localidad el domingo, 22 de febrero, organizado por la Confradia les Creus del Calvari. Una tradición que cumple su vigésima edición y que atrae a muchos visitantes para compartir estos entrañables momentos. Se trata el acto que prologa la Pascua, cuando la entidad vivirá con fuerza la Passió.

“Hemos invitado a todas las agrupaciones castellonenses para que nos acompañen en este evento, que es el inicio de la Semana Santa con el toque del vía crucis, que lo hacemos solo aquí”, explica la cofrade Melissa Meliá.

Entregaron las invitaciones recientemente, en el encuentro de bombos y tambores en Viver, “y todavía no ha dado tiempo a que contesten”, pero calculan que, por lo menos, “12 ó 14 cofradías si estarán aquí, al igual que en anteriores ediciones”, señaló.

A las 17.00 horas se reunirán los cofrades en la plaza de la Torre y harán el toque hasta la plaza Achavara. Unos permanecerán allí y, los que quieran, subirán en silencio, parando en cada estación, donde se reza. Tras una breve visita al ermitorio, bajarán callados hasta Achavara donde, ya todos juntos, realizarán el toque provincial hasta la plaza la Torre y, a su vez, cada agrupación hará su actuación de exhibición.

El concejal borriolense de Turismo, Joaquín Serrano, destaca la importancia de este evento, que apoya el Ayuntamiento y “permitirá también potenciar turísticamente los establecimientos locales”, así como “dar a conocer Borriol, más aún si cabe, como ciudad de referencia en Semana Santa, junto a la Passió”. H