A raíz del aviso de un particular y de la denuncia pública de la coalición Compromís-ERC de Benicarló en relación al presunto comportamiento xenófobo de un miembro de la Policía Local, en cuyo perfil de las redes sociales aparecieron comentarios con contenido violento y racista, el Ayuntamiento de Benicarló ha decidido abrir información reservada para averiguar si este es el autor de los mensajes o víctima de manipulación informática.

En este sentido, el concejal de Seguridad, Marcos Marzal, asegura a Mediterráneo no tener constancia de los hechos: “Es la primera noticia que tengo; habrá que comprobarlo y, si se demuestra que es verdad, el Ayuntamiento dispone de unos servicios jurídicos y se le abrirá un expediente, igual que se haría con cualquier persona o funcionario que no actuase de forma correcta”.

En la misma línea se manifestó Agustín Parra, intendente jefe de la Policía Local, aunque sí dijo tener conocimiento del hecho que presuntamente se imputa a uno de los agentes bajo su mando. “Esta mañana me han hecho llegar un pantallazo”, apuntó, y, aunque aseguró que aún no había hablado con él, adelantó que van a iniciar diligencias averiguatorias a nivel interno sobre la autoría de los comentarios racistas en el muro de Facebook del agente, para saber si los ha hecho él.

Parra aclaró que, en el caso de que así fuera, “correspondería a la opinión particular de una persona y no se deben atribuir al colectivo de la Policía Local de Benicarló, que no la comparte”. También avanzó que, si el agente resulta ser el autor, “se le abrirá expediente disciplinario con todas las consecuencias”. Horas más tarde, los comentarios fueron suprimidos del perfil.

Por su parte, Marta Escudero, portavoz local de Compromís y candidata a la alcaldía, explicó que, en los últimos días, “un miembro de la plantilla de la Policía Local, presuntamente, ha hecho declaraciones públicas, en las que manifiesta su opinión racista contra el colectivo árabe en general, basándose en hechos puntuales, que consideramos condenables”. Añadió que “ha emitido amenazas que afectan de manera indiscriminada a un colectivo y, según aparece en las redes sociales, está dispuesto a actuar como agente por omisión contra un colectivo, llegando a las amenazas de muerte”. H