Más de 24.600 euros fue el impacto económico de la sexta edición de las Jornadas Gastronómicas de la naranja que acogió Burriana del 2 al 16 de febrero. En esta ocasión, participaron 14 restaurantes, cuatro más que el año anterior. Pero lo espectacular ha sido el crecimiento en el número de menús servidos y, por tanto, en la repercusión económica para los restauradores.

Y es que este 2015 había subido ligeramente el precio de unos platos muy elaborados que se están ganando el reconocimiento del público, que busca probar algo diferente. Esta vez, el coste medio estaba sobre los 20 euros y, frente a los 842 menús servidos en la edición 2014, la cifra se elevó hasta alcanzar los 1.200.

El impacto económico viene creciendo de manera continuada. Así, en el año 2013 fue de 14.700 euros, mientras que en el pasado aumentó algo más del 10% y se situó en los 16.800 euros. Este ejercicio ha subido la cifra en 7.800 euros, es decir, un 46% que muestra no solo la consolidación de esta cita culinaria, sino el amplio respaldo que va tomando cada edición, algo que hace que se impliquen cada vez más establecimientos.

Las jornadas se ofrecen de forma conjunta, desde el pasado año, en seis municipios de la Plana Baixa y hasta el 8 de marzo las celebran restaurantes de Moncofa y Xilxes. La cita acaba en la Llosa y Almenara, el 29 de marzo. H