La Concejalía de Medio Ambiente de Vinaròs, que dirige Jordi Moliner, trabaja en la modificación de las bases para adjudicar la cesión de uso de los huertos solidarios municipales, para volverlos a adjudicar el próximo ejercicio.

“Sabemos que actualmente hay usuarios que cultivan más de una parcela, otros que venden los productos, que no hacen agricultura ecológica o que en sus cultivos priman la cantidad y no la calidad”, apuntó el edil de este área. Por eso, la intención del equipo de gobierno es “empezar de cero” y volver a adjudicar los 162 terrenos a inicios del 2016.

NACIÓ HACE TRES AÑOS // La primera fase de los huertos fue adjudicada el 24 de agosto del 2012 y a la mayoría de estos usuarios la concesión (de dos años y dos más prorrogables) les caduca en agosto del 2016. La segunda se licitó el 14 de agosto del 2014, por lo que la cesión de dos años también concluirá el próximo año y el Ayuntamiento no ejecutará la prórroga prevista inicialmente.

Moliner señaló que “el 28 de febrero del 2016 todos los usuarios deberán abandonarlos y, a principios de marzo, se volverán a abrir las inscripciones para poder cederlos en abril”. Será en febrero y no en agosto “porque este mes estival es una época de plena producción, mientras que en febrero concluye la temporada de invierno y da tiempo para cultivar con garantías”. A cambio de dejar las parcelas unos meses antes, a los agricultores se les dará un punto más cara a la baremación. Uno de los cambios en las bases es que la concesión sea de tres años y uno más prorrogable. La intención es realizar cuatro comunidades de 25 a 50 usuarios cada una “en la que primará la autogestión”.

El Ayuntamiento reservará huertos para entidades sociales y dará cursos de formación sobre agricultura ecológica. Además, la patrulla rural medioambiental controlará estos cultivos. H