El proyecto Castor ha despertado el interés de entidades jurídicas internacionales, como la Global Justice Network (GJN), que engloba a 40 butefes de abogados de todo el mundo especializado en derechos humanos.

Carlos Villacorta es letrado de BCV Lex (con oficinas en España y Francia), que llevará la representación de la nueva Plataforma de afectados del Castor, Aplaca, presidida por Joan Ferrando, miembro a su vez de la Plataforma Ciutadada de les Terres del Sénia. Está especializado en responsabilidad derivada de los accidentes aéreos, como es el caso de la tragedia de Spanair en el aeropuerto de Barajas; o el accidente de Air France en el océano Atlántico.

Contará con el apoyo de Stefano Bertone, miembro de GJN, implicado en la causa contra las emisiones de Volkswagen o en la defensa de víctimas de la tragedia del Costa Concordia o del Malaysia Airlines desaparecido en Asia.

Ferrando, tal y como publicó ayer Mediterráneo, anunció que Aplaca “va a promover una defensa colectiva”. “Solos sería imposible, pero juntos podemos conseguirlo”, matizó. “No es un proceso corto ni sencillo, pero estamos acostumbrados a luchar David contra Goliat”, apuntó Villacorta, quien recordó que un auto del juzgado que instruye el caso reconoce el derecho de los ciudadanos a ser indemnizados por los daños materiales e inmateriales que pudieran haber sufrido por la inyección de gas del Castor. Ante ello emprenden una campaña de adhesiones ciudadanas que quieran sumarse a la causa. “Hay dos responsables, la administración central y Escal UGS, y existe el derecho a reparar el daño causado”, recordó. H