El encierro de cerriles de Almassora, programado para el sábado 6 de octubre, será con toros de la ganadería Albarreal en lugar de los anunciados de San Martín.

Así lo confirma la concejala de Fiestas, Isladis Falcó, tras el descubrimiento de una vaca «dudosa» en un festejo de un pueblo en el que participó el hierro previsto inicialmente, por lo que ha sido temporalmente suspendida su calificación sanitaria. Esta situación imposibilita su lidia en la propuesta patrocinada por las peñas El Caragol y Aficionats al Bou, que aportan cuatro ejemplares, mientras que el Ayuntamiento financia los dos restantes.

La edila explica que «los astados no cumplían los requisitos para entrar en la Comunitat Valenciana». De este modo, y a pesar de activar los trámites que obliga el protocolo, «los animales no podrán llegar a la localidad».

Ante esta problemática, los impulsores del acto taurino adquirieron seis toros de Albarreal, que pastan en Zufre (Huelva), en sustitución del lote extremeño.

La recuperación de la entrada de Almassora levanta una gran expectación a nivel nacional, ya que no se realiza desde 2015. El evento arrancará a las 11.00 horas desde los corrales instalados en la plaza de la Iglesia, para tomar San Joaquín, Colón y San Vicente y desembocar en el Portal.

Prevén un acto multitudinario para abrir la feria taurina que se desarrollará hasta el día 14.