Varios padres de alumnos del CEIP Ángel Esteban de Benicarló se concentraron ayer en la puerta de Infantil para exigir que se realicen las obras previstas en las aulas y se destinen más recursos humanos.

Los participantes recuerdan que el centro se construyó para albergar dos líneas. Sin embargo, como detalló la junta de la AMPA al inicio del curso, «en el 2018/19 se contará con una clase adicional en P3, para la cual se ha tenido que habilitar un espacio común, el gimnasio de psicomotricidad, que no está preparado para usarse para niños de 3 años y no dispone de baños adaptados». Y reclaman un profesor de refuerzo para Infantil.