Un total de 34 agentes de la Policía Local de Benicarló ampliaron su formación con un curso homologado que les habilita, de conformidad con la legislación, para realizar controles de detección de consumo de drogas en los conductores. Tras dotar al cuerpo con el material necesario para tal fin, recientemente adquirido por el Ayuntamiento, a partir de ahora ya podrá llevar a cabo, junto a las habituales de alcoholemia, una verificación del uso de drogas, con el objetivo de dar mayor seguridad a la circulación vial.

Respecto a las sesiones formativas, la propuesta finalizó con un ejercicio práctico en el que participaron todos los agentes del municipio. Lo hicieron en dos turnos, y en el mismo ya detectaron dos positivos por consumo de cannabis. Los conductores infractores recibieron las denuncias correspondientes.