Más de 100 personas se han inscrito a la jornada de puertas abiertas programada para el domingo para observar la Torre de Càlig antes de iniciar las obras de restauración de este edificio singular, que está declarado bien de interés cultural. La reforma está presupuestada en 100.221,11 euros y está previsto que se ejecute en el 2018 y el 2019. Está subvencionada por los Feder de la UE, Generalitat y la Diputación. rd