El portavoz del PP de Vinaròs, Juan Amat, anuncia que el grupo municipal popular presentará una demanda ante los juzgados al considerar que «ha habido una vulneración de los derechos fundamentales». Amat fue expulsado del pleno ordinario por el alcalde, Enric Pla, en el tercer punto de la sesión, en pleno debate sobre una moción que presentó Compromís sobre el retorno a Vinaròs de los exámenes teóricos de conducir.

Amat fue obligado a abandonar la sala tras ser amonestado por parte del munícipe, quien le invitó a salir tras haber pedido al popular que retirara una frase hacia su persona y negarse a hacerlo. En concreto, el edil señaló que consideraba que Pla ejercía la presidencia del plenario «de manera dictatorial». El máximo responsable municipal pidió que lo retirara y Amat contestó que no lo haría al «no estar llamándole dictador», sino que en su opinión «estaba conduciendo el pleno de forma autoritaria».

El portavoz popular mostró después de forma airada su desacuerdo con la decisión. Puntualizó a Pla que no podía expulsarle con dos amonestaciones y argumentó que se requieren tres, según el reglamento. Antes de abandonar la sala, pidió que el secretario, allí presente, se pronunciara al respecto, pero el alcalde no le dio la palabra. Acto seguido, los otros siete concejales del PP abandonaron la sesión, sin votar el punto que se debatía.

«DESPOTISMO» // Amat considera que fue expulsado «de forma arbitraria» y «en un ejercicio de despotismo de un alcalde que no encontró otro argumento para discutir» que echarle. Afirma que se podía valorar si la expulsión fue justa o no en base al reglamento y recuerda que «deben ser tres amonestaciones las que un concejal debe recibir». Recalcó que, en su caso, «fueron dos».