La plaza Mayor de Almassora acogió ayer el 10º aniversario de la Fira d’Agroecologia i Intercanvi de Llavors Locals. Las actividades arrancaron con un recorrido por esta década, para dar paso a un seminario sobre la capacidad de adaptación de las semillas locales al cambio climático. Los más pequeños tuvieron talleres de hierbas aromáticas, y la mañana concluyó con la presentación de un manual de obradores. La programación de la jornada incluyó también una degustación de melón, y la presentación de un proyecto referido a los transformadores para la economía social y la soberanía alimentaria.