Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

excepto en el párking SUBTERRÁNEO

Eliminan la zona azul y ya no hay que pagar para aparcar en la Vall

Tras la caducidad del contrato, la ciudad recupera hasta 600 plazas para vehículos

Eliminan la zona azul y ya no hay que pagar para aparcar en la Vall

Eliminan la zona azul y ya no hay que pagar para aparcar en la Vall

Desde ayer, los conductores ya no tendrán que pagar por aparcar en la Vall d’Uixó --salvo que utilicen el aparcamiento subterráneo-- porque en el primer día laboral tras la caducidad del contrato de explotación firmado hace 10 años, la ciudad está libre de zona azul. Así lo evidenciaron las máquinas expendedoras de tíquets, que amanecieron bloqueadas y con un letrero de la Policía Local que reproducía la leyenda: "Fuera de servicio".

Que el equipo de gobierno de PSOE, EUPV y Compromís quería deshacerse de este contrato se sabía de hace tiempo. Aunque no fue hasta hace pocas semanas cuando anunciaron públicamente su decisión de no prorrogar el acuerdo firmado hace 10 años por el Partido Popular. Un acuerdo que el tripartito había criticado desde el primer momento, por las condiciones en las que se había concretado. "El Ayuntamiento no solo no recibía dinero por esta concesión para la gestión de un espacio público, sino que lo perdía", recordó la alcaldesa, Tania Baños, dado que los días de mercado ambulante y en eventos de ocupación de vía pública, el consistorio debía pagar, a razón de unos 20.000 euros anuales.

Sobredimensión

La munícipe destacó la "normalidad" con la que se desarrolló esta primera jornada de liberalización e incidió en que "hemos recuperado 600 plazas de aparcamiento gratuitas, revirtiendo una situación que suponía una evidente sobredimensión de la zona azul".

También quiso manifestarse al respecto el portavoz de Esquerra Unida, Antoni Llorente, quien explicó que "la movilidad urbana necesita un proceso meditado, porque tampoco se trata de que los vehículos ocupen todos los espacios públicos, pero este tipo de cuestiones se tienen que abordar pensando en qué es mejor para el conjunto de la población y no siguiendo criterios de beneficio económico". A su vez, anunció la intención de revisar otros contratos públicos, como el de suministro de agua potable.

El portavoz de Compromís, Fernando Daròs, no dudó en manifestar que "nos alegramos de la noticia de la supresión de la zona azul" e insistió en que "le costaba dinero a los vecinos en lugar de aportar beneficios".

Compartir el artículo

stats