La larga historia de incidencias que han rodeado al ascensor de la estación de trenes de Alcalà de Xivert está a punto de finalizar. Según informó ayer el consistorio, empleados de la empresa contratada por la compañía pública Adif trabajan en la reparación de uno de los cristales que rodean la instalación. Con ello será posible la entrada en servicio de la maquinaria, con lo que la estación podrá ser totalmente accesible. Hasta ahora, el paso entre los andenes se debía hacer únicamente mediante un paso subterráneo.

Este ascensor formó parte hace unos años del conjunto de mejoras efectuadas en diferentes paradas ferroviarias de la provincia, pero en el caso de Alcalà hubo un problema con la mercantil instaladora, seguido del cierre de las instalaciones, que pasaron a ser un mero apeadero. La mejora de la frecuencia en el servicio de Regionales entre Castelló y Vinaròs, unido al acuerdo del consistorio con Adif para la reapertura, hizo necesario culminar este elevador.

Un usuario de la localidad que vive en silla de ruedas denunció esta situación, con el respaldo de entidades como Cocemfe. Finalmente, el ente gestor de las infraestructuras ferroviarias comunica al municipio que el ascensor podría funcionar desde mañana.