La Biblioteca Municipal de Nules ganó ayer cerca de 50 socios más en una jornada como el domingo en la que, por lo general, permanece cerrada. Fue posible gracias a la celebración por primera vez de la iniciativa La Biblio al carrer, organizada por la asociación local Cosas & Musas, con la colaboración del Ayuntamiento, con motivo de la conmemoración del Día de las Bibliotecas.

Por un día, los libros que aguardan a quien los lea en las estanterías se expusieron en la calle, invitando a los viandantes a llevárselos a casa previa formalización de su inscripción como socios de esta instalación pública municipal. Quienes se acercaron, independientemente de su edad --hubo principalmente menores, pero también adultos-- tuvieron la oportunidad de llevarse el carnet cumplimentado. Esta peculiar propuesta, auspiciada por la nueva concejala de Biblioteca, Susana Tusón, pretendía invertir los papeles y salir a buscar a los nuevos lectores, no esperarlos.