La alcaldesa de la Vall d’Uixó, Tania Baños, y la concejala de Educación, Carmen García, volvieron ayer con buenas noticias de la visita a la Dirección General de Infraestructuras Educativas. Como era su objetivo, la Conselleria escuchó sus alegatos y rescatará los dos proyectos más avanzados incluidos dentro del plan Edificant cuya ejecución habían pospuesto para el ejercicio 2021.

Desde que el consistorio recibió la notificación autonómica de que todas las obras que no estuvieran iniciadas en el 2019 deberían esperar, el departamento de Educación se puso manos a la obra para negociar una salvedad para la Vall, dado que la tramitación que afecta a los CEIP Eleuterio Pérez y Recaredo Centelles se encuentra en fase de adjudicación. El cálculo aproximado que hacen desde el municipio para contratar la empresa constructora apunta a unos tres meses.

reserva para el 2020 / El director general de Infraestructuras Educativas, Víctor García, explicó a ambas representantes municipales que en diciembre presentarán una enmienda al presupuesto para que en enero, de oficio, «se delegue en el 2020 la inversión aprobada para los dos colegios», explicó la edila Carmen García. Pero este no ha sido el único compromiso adquirido. «También incluirán la parte proporcional que permita la redacción del proyecto de Colonia Segarra y la Moleta». De manera que las cuatro obras que estaban más avanzadas no experimentarán ningún tipo de demora.

Se trata de un inversión que rondará los dos millones de euros --falta por precisar cuáles serás las cantidades a reservar para la redacción de los dos proyectos mencionados--, que no se verá afectada por la reorganización presupuestaria del Edificant que el Consell había previsto para el próximo ejercicio.