Vinaròs completó ayer el primer gran desfile del Carnaval 2020 ante la presencia de los miles de espectadores de diversas procedencias que se congregaron a lo largo de todo su recorrido, que fueron partícipes del momento álgido de esta fiesta --cuya temática en esta edición es El Carnaval de Venecia--, que demostró porqué cuenta con la declaración de Interés Turístico Autonómico.

Los 4.000 integrantes de los 30 comparsas, con sus respectivas reinas y reyes, ya habían desvelado el sábado pasado la fantasía de sus indumentarias en el imponente escenario de la gala en su honor que reprodujo el Palacio Ducal de la ciudad italiana, ante los más de 7.000 espectadores que acudieron al evento, pero aún así, a quienes presenciaron ayer el primer gran desfile el espectáculo les pareció inédito.

El sambódromo de Vinaròs

En la avenida País Valencià --inicio del circuito cerrado por el que se desarrolla el acto--, donde se ubican las gradas creando una gran recta que emula el sambódromo brasileño, fue donde hubo una mayor concentración de público visitante y donde las comparsas más se esmeraron a la hora de realizar sus plásticas coreografías.

Cinco son las agrupaciones que en esta edición están de aniversario y lo celebraron en el desfile de manera especial. Arramba i clava (170 socios), Els Povals (115 socios), Pensat i Fet (180 socios) y Penya Barça (195 socios) se fundaron hace 35 años; la comparsa Locura (150 socios) cumple 15.

La envergadura de cada una de las entidades festivas se ve reflejada en el número de sus integrantes, lo que tiene su reflejo en el desfile. La más numerosa es Tot a orri, con 713 socios; seguida de no en volem cap, con 620; Tot dins d’un got, con 531 i Ja hi som, con 520.

Contrastan con ellas las menos numerosas, es el caso de Esmuvi, con 55 miembros, aunque la más antigua de las comparsas y la más reciente, tienen un número similar de comparseros, los 154 de La Colla (1983) y los 140 de On anem la liem (2019). Todas estas cifras que solo hacen que atestiguar la salud y la envergadura de la implicación de los vecinos en el Carnaval.

Participaron también en el desfile 60 carrozas, la mitad de ellas perfectamente adornadas para realzar a reinas y reyes, que no desfallecieron en ningún momento a pesar de la exigencia física de mantener el ritmo durante desde el principio al final.

Hoy se vivirá el segundo gran desfile, a la misma hora y el mismo lugar aunque, seguramente, con un público renovado.