La próxima edición de la Festa de la Carxofa de Benicarló no escapará a las limitaciones que marca el actual escenario de crisis sanitaria, pero ello no será óbice para que no se celebre. De hecho, las Concejalías de Agricultura y Turismo están acabando de perfilar el programa de actos de la 28ª edición de la muestra, que arrancará el próximo 8 de enero y será muy diferente a las anteriores.

Uno de los cambios más relevantes es la supresión de los actos más multitudinarios, pero, como contrapartida, pondrán en valor la promoción de la propia fiesta y del producto estrella de la huerta local a través de las jornadas del Pincho y las citas gastronómicas que se llevarán a cabo en los bares, cafeterías y restaurantes. «Este año focalizaremos la promoción en el sector de la restauración, que está siendo uno de los más afectados por la crisis sanitaria y, por motivos más que obvios, hemos de renunciar a los eventos que concentran más público», explica la alcaldesa, Xaro Miralles.

Sin Carxofa d'Or

La máxima distinción de la fiesta tampoco se libra de la pandemia. Así lo confirma la concejala de Agricultura, Inma Díaz. «La cena de gala, la demostración gastronómica y la torrada popular de alcachofas, los tres actos que reunían más afluencia de gente, se han suspendido y, por tanto, tampoco podremos entregar la Carxofa d’Or», desgrana.

Sin embargo, la edila avanza que el área que dirige está preparando «una iniciativa muy atractiva», que detallarán más adelante y que está relacionada con la cocina y personas representativas de los diferentes sectores implicados en la fiesta.

Alcachofa y arte

Otra buena noticia es que se mantiene el CarxofArt «Repetiremos esta propuesta artística que tanto éxito tuvo el año pasado, con seis artistas benicarlandos que plasmaron en sus obras su relación con la alcachofa y, en esta ocasión, serán otros creadores los que nos mostrarán su visión de la festa», indicó la concejala de Turismo, Isabel Cardona.

El próximo lunes presentarán el cartel anunciador de la fiesta.