A pesar de que el Ayuntamiento de Sagunt anunciara hace unos días que ha contratado a un experto para reforzar su argumentación, cara a emprender acciones legales, de que las obras de regeneración del litoral sur de Castellón perjudican a la costa saguntina, la alcaldesa de Almenara, Estíbaliz Pérez, uno de los puntos donde las obras de protección urge con más celeridad, salió al paso de las declaraciones y aseguró que el proyecto para construir los espigones continúa su curso.

«El proceso sigue adelante», corroboró la primera edila, quien afirmó que aún desconoce de manera oficial que el consistorio de la localidad valenciana tenga pensado llevar a los tribunales la reivindicada propuesta en Almenara para paralizarla. Pese a este nuevo contratiempo, la munícipe explicó que los técnicos de Costas estudian la documentación que las empresas adjudicaron en la plica, con el objetivo de que esta misma semana pueda «tener noticias» de que la intervención «se ha adjudicado de forma provisional», a falta de pasar los plazos marcados por la ley.

¿Podrán empezar antes de verano?

El reto, si nada se tuerce nuevamente, es formalizar el contrato cuanto antes para que las obras «pudieran comenzar antes del verano», aunque, además del conflicto con Sagunt, también está el hándicap del chorlitejo patinegro, ave que anida durante la primavera y su hábitat se encuentra en la Gola de Queraltestá el hándicap del chorlitejo patinegro, zona que limita con la anterior localidad y por la que prevén comenzar los trabajos.

Ante esta situación, Costas estudia la viabilidad de que las intervenciones puedan comenzar en la zona norte, en la Gola de la Llosa, lo que permitiría adelantar el inicio de la construcción de los espigones a febrero o marzo. De lo contrario, si mantienen el arranque de las tareas en el punto previsto, habrá que esperar hasta junio para alargar los muros de la escollera.