El presupuesto del Ayuntamiento de Benicarló para el ejercicio 2021 irá en la línea de ayudar a las personas y las empresas más golpeadas por la crisis económica generada por la pandemia del covid-19. Así lo avanzó ayer el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Flos, que indicó que las cuentas municipales se orientarán a apoyar a las personas y a quienes son autónomos y las pymes.

Por lo que hace a las inversiones, Flos remarca que, además de algunas necesarias, «quizás la más destacada es la apuesta por aumentar las zonas peatonales en el centro de la ciudad, a fin de potenciar el sector comercial de la zona». Con esta actuación, el consistorio también pretende dar respuesta a una reivindicación histórica de los comerciantes del casco antiguo, que demandan medidas para revitalizar y dinamizar la actividad económica en este ámbito.

La peatonalización del centro está enmarcada en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) y, de hecho, los proyectos incluidos en esta estrategia centrarán las inversiones más relevantes del presupuesto. Entre ellas, destaca el proyecto del Eje Cívico Central, que contempla la urbanización del paseo Ferreres Bretó y la calle Sant Francesc.

Industria

El concejal también ha desvelado que barajan la posibilidad de realizar actuaciones en el polígono industrial El Collet, «con el fin de atraer nuevas firmas e intentar que las empresas de la localidad sean más competitivas y porque fortalecer los sectores económicos productivos es otro de los objetivos del presupuesto».

Carlos Flos ha confirmado que «está previsto que las cuentas se aprueben lo antes posible, dentro del próximo mes de febrero».