El Ayuntamiento de l’Alcora solicitará fondos europeos para la modernización de los polígonos industriales, «sobre todo para mejorar aspectos tan importantes como la accesibilidad o la seguridad, entre otros». Es el compromiso adquirido por el alcalde, Samuel Falomir, que ayer mantuvo la primera reunión de la mesa de trabajo por el sector cerámico de la que forman parte el consistorio y las patronales Ascer y Anffecc.

En el encuentro, celebrado de forma telemática, realizaron un análisis de la situación del sector y también señalaron la necesidad de agilizar los trámites administrativos para que las empresas puedan poner en marcha sus proyectos.

Rapidez en resoluciones

«Vamos a trabajar para que todas las administraciones seamos más resolutivas en la tramitación de los permisos», manifestó el primer edil. Para ello, llevarán a cabo un seguimiento de los expedientes, «tanto de los del consistorio, como de aquellos cuyos permisos dependen de otras administraciones», matizó el munícipe.

El equipo de gobierno de l’Alcora se ha marcado como objetivo reducir a la mitad el tiempo para tramitar licencias de obras destinadas a la ampliación de empresas o la implantación de nuevas. Otro de los temas abordados en la reunión fue la «preocupación compartida» por el Plan de Acción Territorial (PAT) del área funcional de Castelló.

Tanto consistorio como patronales reiteraron la «necesidad» de que la Generalitat valenciana acepte las alegaciones que ha realizado el Ayuntamiento de la capital de l’Alcalatén. En palabras del alcalde, «este documento deja a l’Alcora sin posibilidad de crecer industrialmente». «Por eso hemos presentado alegaciones al respecto, mostrando la disconformidad del consistorio a esta propuesta», indicó.

«Espero que en la próxima publicación del plan veamos satisfechas nuestras previsiones de crecimiento tal y como aprobamos en el pleno municipal de agosto del 2019 por unanimidad. Que nadie dude que voy a defender siempre los intereses de l’Alcora y su futuro», añadió el munícipe.

Apoyo al tejido empresarial

Por último, Falomir subrayó la importancia de trabajar «codo con codo con las empresas». «Somos muy conscientes de que, como motor económico, sus problemas son problemas para el municipio, y sus éxitos son beneficiosos para la localidad», concluyó.