-- El Ayuntamiento acaba de aprobar el presupuesto para el 2021. ¿Qué destacaría de las cuentas?

-- Son unas cuentas rigurosas, realistas, responsables y sociales, adaptadas a la realidad que vivimos y cumpliendo, además, nuestro objetivo de aliviar la presión fiscal. Llevamos ya ocho años consecutivos congelando tasas y rebajando el IBI y todo ello sin mermar los servicios, aumentando en inversiones y, por ende, la calidad de vida de Benicàssim.

-- ¿Qué proyectos impulsarán a lo largo de este año?

Se hace más necesario que nunca diferenciar lo urgente de lo inmediato, y en esto están las personas, las familias y nuestras empresas. Cubiertas estas necesidades, queremos seguir apostando por el potencial de nuestra ciudad y favorecer la calidad de vida. Entre los proyectos previstos destaca la prolongación de la CV-149 que mejorará la comunicación interurbana. Vamos a trabajar por impulsar unas nuevas dependencias municipales, a pie de calle. También apostamos por unas nuevas dependencias para la Policía Local, acordes a nuestro municipio. Mejoraremos las instalaciones deportivas. Y nuestro mayor recurso turístico, el litoral, también recibirá una inversión importante, sobre todo la zona sur. Además, queremos ser una ciudad sostenible y, en nuestro compromiso con la Agenda Local 2030, continuaremos instalando farolas solares por el carril bici para mitigar los efectos del cambio climático.

-- ¿Qué medidas destacaría de las impulsadas contra el covid?

-- La situación que vivimos desde hace un año no es sencilla y quiero destacar la lección de resiliencia que ha dado la ciudadanía con un comportamiento en la mayoría de casos ejemplar. Nos esforzamos desde el primer momento en mitigar el impacto negativo de la pandemia y la atención a los más vulnerables fue nuestra prioridad. Hemos reforzado la limpieza y desinfección, distribuido mascarillas, repartido más de 11.000 menús, adaptado actividades y espacios para adecuarlos logrando mantener la dinamización de la ciudad. Y en materia económica, eliminamos tasas, suprimimos la zona azul y modificamos el calendario del contribuyente. Destacan los tres millones de euros que destinamos en 2020 a ayudas directas para nuestros autónomos y empresas a través del plan Reactiva, que vamos a reeditar, ya que seguiremos haciendo todo lo posible para que ninguna persona, familia o empresa se quede atrás.

-- ¿Cuáles serán sus prioridades para lo que queda de legislatura?

-- Hoy por hoy, no tenemos más prioridad ni otro objetivo que trabajar para superar entre todos y lo antes posible la crisis sanitaria, económica y social que la pandemia está teniendo en Benicàssim, y lograr que ninguno de mis vecinos quede atrás. Dicho esto no vamos a renunciar a proyectos tan importantes para Benicàssim como el CEAM, el proyecto educativo y cultural de Villa Elisa, la puesta en funcionamiento del tanatorio y la apertura de la CV-149, así como unas nuevas dependencias municipales, entre las que se encuentra el edificio de la policía.

-- ¿Para cuándo está prevista la puesta en marcha del CEAM?

--Benicàssim tiene unas necesidades que deben cubrirse, y una de ellas es dar cobertura y el mejor servicio a nuestros mayores. Y el CEAM es un proyecto prioritario para nosotros. Desde el Ayuntamiento hemos dispuesto todos los medios para concluir la obra y ya está lista para poderla recepcionar, pero el edificio todavía hoy depende de la Conselleria que dirige la señora Oltra y seguimos esperando su cesión para ponerla en marcha cuanto antes.

-- La apertura y puesta en funcionamiento del tanatorio sí está más cerca... ¿Creen que este año podrá ponerse en marcha?

-- Una mala planificación inicial hizo que el entonces equipo de gobierno tripartito dejase abandonada la infraestructura del tanatorio de Benicàssim. Hoy ya estamos en la fase de licitación, por lo que es inminente que este servicio se ponga en funcionamiento. Un espacio que debe dar un servicio esencial y de calidad en uno de los momentos más duros para cualquiera familia como es despedir a un ser querido.

-- ¿Benicàssim volverá a quedarse este año sin festivales y otros eventos? ¿Qué hoja de ruta tienen desde el Ayuntamiento para el recinto de festivales?

--Este año cualquier planificación de eventos de mayor o menor formato está condicionada por la situación de pandemia. El recinto ya es municipal, por eso estamos trabajando para dotarlo de un vallado perimetral que no solo acote el espacio en función de las necesidades, sino que además sirva de barrera acústica que mitigue el ruido, haciéndolo compatible con el descanso de los vecinos. Y buscaremos el apoyo y complicidad de las administraciones supramunicipales para que se impliquen en el Proyecto Benicàssim Ciudad de Festivales por el potencial de proyección de marca que tiene para la provincia y la Comunitat.

-- ¿Cómo afrontan esta otra temporada atípica por el covid?

-- Benicàssim es un referente de turismo de calidad en la provincia y en la Comunitat, por eso y ante esta situación de incertidumbre estamos trabajando y vamos a colaborar codo a codo con el sector para saber qué necesitan y poder adaptamos a la realidad de cada momento, apostando siempre por un turismo de calidad, seguro y responsable, porque de cada uno de nosotros depende que esta situación pase cuanto antes.

«Mi debilidad es pasar tiempo con mi familia»

-- Un libro.

-- La Catedral del Mar, de Ildefonso Falcones.

-- Una película.

El Príncipe de las Mareas.

-- Una canción.

-- Viva la vida, de Coldplay.

-- Una afición.

-- Viajar, leer, descubrir lugares... Pero mi debilidad es pasar tiempo con mi familia.

-- Un plato.

-- Una buena tabla de quesos.

-- Un deseo para el 2021.

-- Parece típico, pero hoy por hoy el mejor deseo es tener salud para todos y mucha ilusión en el futuro, que seguro será prometedor.

-- ¿Logra compaginar su faceta de abuela con la alcaldía?

-- Me apasiona mucho mi trabajo al que ahora se suma el amor infinito que siento por mi nieto, con el que disfruto un tiempo a diario que no me quiero perder. Ambas cosas son la fuerza que me mueve cada día para trabajar por un Benicàssim mejor.