Primera alcaldesa en la historia de Burriana, Maria Josep Safont afronta, junto a sus socios de Compromís, la urgencia de atajar los efectos de la crisis sanitaria con la esperanza en que el 2021 sea el comienzo de un futuro en positivo para la localidad.

--¿Qué proyectos van a impulsar a lo largo del 2021?

-- Hablamos de este año, pero no podemos olvidarnos del 2020, ya que debido al covid hubo algunos proyectos importantes que se paralizaron y hemos reactivado nuevamente, como la reforma del antiguo ambulatorio para reconcentrar Servicios Sociales; el Centro de Atención Temprana, que acabará en mayo; y el nuevo IES Jaume I, que ha comenzado con el derribo del antiguo inmueble. Tenemos en marcha la rehabilitación de la Casa de la Cultura, proyectamos el tramo del carril bici en la avenida Mediterránea, avanzar en la creación de un parque litoral en el Arenal y queremos impulsar algunas propuestas lanzadas por los integrantes del Foro Borriana 2030, a los que quiero agradecer su implicación, como trabajar en la peatonalización del Pla o la mejora de los accesos a la localidad.

Era un proyecto encallado (en referencia al Golf Sant Gregori) pero creemos que debe formar parte del futuro en positivo de Burriana, a nivel turístico, de empleo y económico.

--Este año es clave para el desarrollo de Golf Sant Gregori tras una larga tramitación. ¿Qué esperanzas recaen sobre el proyecto?

-- Era un proyecto encallado, a punto de venirse abajo y tomamos la decisión de hacer un esfuerzo para recuperarlo. Creemos que esta urbanización tiene que formar parte del futuro en positivo de Burriana, a nivel turístico, de empleo y económico. Tengo esperanzas fundadas e importantes y se trabaja para solucionar los problemas que surjan. Mi confianza es total en que ayudará a impulsar la ciudad en muchos ámbitos.  

-- La cercanía al mar de Burriana es un bien incalculable, pero también ocasiona muchos dolores de cabeza. ¿Cómo abordan los problemas de inundabilidad y regeneración de la costa?  

-- Estamos tramitando las autorizaciones pertinentes para impulsar diversos proyectos que contribuyan a evitar las graves inundaciones que sufre la zona marítima. Un ejemplo es la instalación del tornillo de Arquímedes para aliviar la carga de agua que se acumula en la Serratella. También está en marcha el proyecto del colector en la avenida Jaume I, porque el casco urbano también sufre las crecidas y, además, queremos hacer una pasarela definitiva en el Clot de la Mare de Déu para no dejar aislados a los vecinos de les Terrasses cada vez que llega una inundación. Finalmente, llevamos mucho tiempo reivindicando los espigones que nos debe el Ministerio de Transición Ecológica (Costas) y así se lo haremos saber en la reunión de la próxima semana. Hemos hecho muchos escritos y peticiones, pero aparte de las actuaciones de emergencia, no se ha avanzado en nada más. En otros municipios parece que se ha empezado a activar, pero aquí tenemos dos actuaciones calificadas de prioridad alta y de momento no sabemos nada al respecto.   

Agilizamos el pago de las ayudas a los autónomos y empresas porque restablecer la economía es una prioridad.

-- ¿Cómo afronta la pandemia y qué medidas destacaría?

-- Estamos atentos a lo que digan las autoridades sanitarias y nos adaptamos a la situación conforme a nuestras competencias. A veces, es una realidad tan cambiante que resulta muy complicado. Gracias al esfuerzo de técnicos y Policía Local lo llevamos adelante. En estos momentos, agilizamos el pago de las ayudas a los autónomos y empresas porque restablecer la economía es una prioridad. A nivel sanitario, repartimos mascarillas entre la población y realizamos desinfecciones en las calles. Finalmente, es muy importante blindar la acción social y por eso aumentamos la partida del gasto para ayudas de emergencia. Además, contamos con la inestimable labor de Cruz Roja y Cáritas que estuvieron al lado de los vecinos en los momentos más duros. 

-- Llegados al ecuador de la legislatura, ¿qué valoración hace y que espera de lo que resta de mandato? ¿Se plantea la reelección?  

-- Hace un año no sabíamos la que nos esperaba. Ha supuesto la paralización de la vida cotidiana y nos hemos tenido que dedicar a asuntos urgentes y extraordinarios. Creo que a partir del segundo semestre del 2021 y lo que queda de legislatura tenemos que hablar de la palabra responsabilidad, pero también con la esperanza puesta en un futuro mejor. Y respecto a presentarme nuevamente, no es el momento de hablar de eso en medio de esta crisis tan dura. Estas últimas semanas hemos visto a nivel estatal unos movimientos políticos que no comprendo con la situación en la que estamos, pero mi intención es seguir trabajando por Burriana, algo con lo que estoy encantada, muy orgullosa y con ganas de continuar. 

En la intimidad

«Ya estoy pensando cuándo vestiré a mis nietos de falleros»

-- ¿Algún libro favorito?

--La verdad que antes leía mucho más y preferentemente en valenciano, ahora no tanto como quiero. Aun así, recomiendo Largo pétalo de mar de Isabel Allende porque es una maravilla. 

-- ¿Es cinéfila?

--Me gusta mucho ir al cine con mi marido, la última que vimos fue Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar, pero no nos perdemos cualquiera del universo Marvel o de aventuras.

--Ha estrenado nuevo cargo, el de abuela. ¿Está contenta?

--Tener hijos es un milagro, pero ser abuela me ha superado de alegría. He tenido un nieto y una nieta y ya estoy pensando cuándo les vestiré de falleros.   

-- ¿Cómo desconecta?

--Salgo a andar, antes me ponía algo de música como Queen para animarme el trayecto, pero ahora llevo a mis nietos con el carro y nos ponemos a pasear. 

-- ¿Qué fue lo más duro del confinamiento?

-- Pues mi nieto nació en abril y no poder verlo hasta tiempo después fue muy duro. También sufro mucho por mi padre que tiene 91 años y no podemos estar juntos como hacíamos todos los domingos. Muchos conocidos vivieron situaciones difíciles.  

--¿Alguna afición?

-- Mi familia, es lo más importante. Me encanta pasar tiempo junto a ellos y disfrutar de la paella que hace mi hermana.