El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Orpesa va a iniciar los trámites para poder solicitar la declaración del entorno de la vía verde como paraje natural municipal, que es una de las siete figuras legales para proteger un espacio ambiental que incluye la legislación en la Comunitat.

Con ese objetivo, la alcaldesa, María Jiménez, mantuvo una reunión con la secretaria autonómica de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Paula Tuzón; y el director general de Medio Natural y Evaluación Ambiental, Benjamín Pérez, para abordar la protección de esta zona. «Les hemos transmitido la importancia paisajística, cultural y medioambiental que tiene la Renegà y el entorno de la vía verde para Orpesa», explica la munícipe, que reivindica que «en breve» van a comenzar los trámites para «proteger la zona y conseguir que sea declarada como paraje natural municipal».

Por su parte, los representantes del Consell se comprometieron a «estudiar el tema», según trasladó Jiménez tras la reunión, que fue telemática.

Veto urbanístico

El objetivo de lograr esta catalogación llega una vez que el Ayuntamiento ha hecho público, como ya anunció este periódico, que estudia vetar las nuevas construcciones en la franja derecha de la vía verde (la que no da al mar) para protegerla medioambientalmente.

Para ello, el consistorio ha encargado un estudio económico que cuantifique la inversión que sería necesaria. Es decir, el dinero que tendrían que sufragar en indemnizaciones a los propietarios del suelo, que está calificado como urbano y que pasaría a estar protegido.

Desde 1982 nadie ha hecho nada por proteger esta zona preciosa con gran valor paisajístico

María Jiménez - Alcaldesa de Orpesa

Y es que ahora mismo solo está garantizada la conservación de la franja este, la más próxima al mar, por la ley de Costas; la otra está catalogada en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del año 1982. «Desde entonces nadie ha hecho nada por proteger esta zona preciosa con gran valor paisajístico y hay movimientos de vecinos que así lo reclaman», añade en ese sentido la alcaldesa.

Modificar el PGOU

De forma paralela, el consistorio trabaja en la modificación del PGOU para promover la protección de los espacios naturales que sean posibles, como es la vía verde y la Renegà. La medida no afectaría a las construcciones ya en marcha (como es el Centro de Interpretación del Mediterráneo), sino a futuros proyectos que aún no han sido presentados en el consistorio. 

No obstante, todavía se desconoce si quedaría protegido el total de extensión, solo algunas franjas concretas o ninguno.

Pativel

El consistorio ya realizó sus respectivas alegaciones al Plan de Acción Territorial (PAT) del área funcional de Castellón con el objetivo de preservar el entorno de la vía verde para otorgar un tratamiento adecuado a las especiales características medioambientales y paisajísticas de esta. «Hasta ahora la única medida de protección con la que contábamos era el Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral (Pativel), pero tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat ha quedado anulado». Aunque esta medida todavía no es firme, «vamos a continuar trabajando».