El Ayuntamiento de l’Alcora pondrá en marcha, en breve, un proyecto para devolver la estanqueidad al agua del Museu de Ceràmica. El grueso del efecto de las filtraciones se aprecia en la cubierta del edificio original pero también hay otros puntos que presentan evidencias daños, las entradas y salidas de instalaciones, tanto en cubierta como muros, que derivan en problemas en el taller del sótano y en los despachos.

Así, la actuación, que asciende a 52.480 euros, contempla la reparación del antiguo techo y del sistema de instalaciones de evacuación de aguas pluviales, la adecuación y mejora de las carpinterías, el resellado de las juntas de las superficies acristaladas y la cubrición del patio anexo al taller en el sótano. Debido al valor patrimonial del propio recinto y de su entorno, se mantendrá el aspecto de la antigua cubierta tanto en el interior como en el exterior, por lo que los elementos necesarios para la impermeabilización y aislamiento se instalarán en las capas intermedias para preservarla. 

Actuaciones al detalle

Por una parte, se rehabilitará la parte exterior de la techumbre del inmueble del primer museo (anterior a la ampliación), de 234 m², y su sistema de evacuación de aguas pluviales. Además se mejorarán y adecuarán las carpinterías para frenar la entrada de agua y la progresiva degradación. En la zona de ampliación se revisarán las instalaciones de evacuación para detectar posibles lesiones que se solucionarán en obra, reparando o sustituyendo los elementos dañados, así como el sellado de las entradas y salidas de otros conductos de instalaciones; se renovará el precintado de las superficies acristaladas y se cubrirá el patio del taller del sótano. Por otro lado, se repararán los canalones de la cubierta y se sustituirán las bajantes del patio central.

En cuanto a la adecuación de las carpinterías, es necesario restaurar la mayoría para evitar su progresiva degradación debido a la falta de tratamientos preventivos. Para paliar el paso de agua por la cúpula vidriada del edificio antiguo, se procederá a reponer el sellado de las juntas con un material lo suficientemente elástico para que permita la libre dilatación de las piezas. De igual modo, se renovará el del resto de superficies acristaladas localizadas en la zona de ampliación.

Visita al Museu ya tras la irrupción de la pandemia.

Por otra parte, se actuará sobre los huecos de salida a la cubierta y el portón del recinto antiguo, puesto que suponen una entrada abundante de agua. Para ello, se dispondrá un sumidero a lo largo del portón del antiguo edificio. En la puerta de salida a la cubierta se colocará una marquesina y se dispondrá un vierteaguas en la base de la hoja de la puerta. Por último, se cubrirá el patio del taller situado en el sótano para frenar la acumulación de agua durante las lluvias, así como para que no haya goteras a través del cerramiento.