El Ayuntamiento de Burriana y Facsa avanzan en el plan de renovación de las redes de abastecimiento y alcantarillado previsto para el 2021, con el que mejorarán diversos puntos localizados en el casco urbano. En estos momentos, las actuaciones de optimización se concentran en la avenida Nules y la calle Jardí, a las que hay que sumar otras intervenciones realizadas en tres viales durante el primer trimestre del año. 

El concejal de Servicios Públicos, Vicent Aparisi, y representantes de la compañía visitaron el desarrollo de las obras que contribuirán a regenerar las infraestructuras públicas y la garantía del servicio de recursos hídricos. 

En concreto, en la avenida Nules cambiarán alrededor de 600 metros de conducción para el abastecimiento de agua potable y 180 metros del sistema de alcantarillado. No obstante, en el global del proyecto, prevén remodelar 2.900 metros de canalizaciones de abastecimiento hídricas y 1.900 metros de la red de alcantarillado.

Inversión

El Plan Director de Facsa para este ejercicio está dotado con 995.765 euros de inversión para mejorar la calidad de la prestación a los ciudadanos, minimizar el riesgo de posibles averías y avanzar hacia un uso más sostenible del agua. Durante este año, han finalizado las tareas en el camí Fondo, calle Tales y calle Industria, y ejecutan otras remodelaciones en la calle Jardí. Del mismo modo, también contemplan la instalación e integración de medidores en continuo de cloro, turbidez y nitratos en la salida del depósito municipal, así como uno de cloro en continuo que está localizado en la Serratella, que permitirá conocer en todo momento la calidad del agua suministrada a los usuarios de la localidad. 

Movilidad

Aparisi detalló que «consideramos oportuno aprovechar estos trabajos en marcha para adecuar algunas aceras y calles, con el fin de favorecer la movilidad a pie y la seguridad». Por su parte, el director del área de abastecimiento de Facsa, Pascual Maximino, destacó que «estos proyectos representan importantes beneficios en la calidad del servicio de agua para optimizar el rendimiento de la red y favorecer el cuidado del medio ambiente».