En la mañana de este sábado Morella ha recibido la visita de un grupo de turistas diferente. Se trata, nada más y nada menos, que de un rebaño de vacas que a primera hora de la jornada se escapó de la finca en la que estaban. Los bóvidos que consiguieron salir del cercado en el que se encontraban emprendieron una ruta de más de dos kilómetros que los llevó hasta las mismas puertas de la ciudad amurallada.

Un grupo de vecinos logró hacer recular a las vacas e impedir su entrada en el casco urbano

Un grupo de vecinos logró hacer recular a las vacas e impedir su entrada en el casco urbano J. Ortí

Tras atravesar pistas y sendas los animales consiguieron llegar al Portal del Forcall por el que pretendían acceder al municipio. Al llegar allí un grupo de vecinos consiguió hacerlas recular y las condujo hasta una zona abancalada próxima. Finalmente, el propietario acudió para hacerse cargo del rebaño y devolverlas a su finca tras una excursión matutina que los llevó de visita por la localidad.